Comparte este artículo

Una nueva identidad para el Centro de Supercomputación de Castilla y León

Imagen de mgarcia
23/07/18
Comentarios:

Coincidiendo con su décimo aniversario, el Centro de Supercomputación de Castilla y León, SCAYLE, uno de los centros de supercomputación más importantes de España, ha presentado su nueva identidad de marca de la mano de la consultora Alicantina NEXOI.

 

SCAYLE, cuyo edificio se encuentra en la Universidad de León, ha sido noticia recientemente por aportar cerca de medio millón de horas de cálculo al proyecto LIGO, premiado con el Nobel de Fisíca, lo que ha permitido detectar ondas gravitacionales, un hallazgo científico considerado como el “descubrimiento del año” por la revista “Science”.

Antes

Después

“La nueva identidad de SCAYLE requería representar gráficamente un concepto tan abstracto como la supercomputación y acercarla a sus grupos de interés”, nos explica Iván Jiménez, el fundador y director creativo de NEXOI. “La nueva identidad está inspirada en la constante transformación de datos a altísima velocidad y la variedad de proyectos en los que está inmersa la Fundación. Es por este motivo que hemos creado un logo dinámico que cambia sus colores constantemente, pero que mantiene su forma y hace que el símbolo sea memorable. Ha sido todo un reto”.

El proyecto de rebranding ya ha finalizado y se ha implantado en todos los puntos de contacto de la marca, tanto en su web (www.scayle.es) como en el moderno edificio en el que se ubica el Centro y el superordenador “Caléndula”.

De esta manera, SCAYLE y la Junta de Castilla y León, apuestan por el diseño y el branding como herramientas fundamentales para posicionar a la Comunidad y a sus organismos a la vanguardia de nuestro país. Y es que según Iván Jiménez, “una identidad no es solo un logo. Crear una identidad potente, que sea capaz de transmitir la misión y los valores de la organización, no es solo maquillaje estético, sino que permite revitalizar las marcas, adaptarlas a su entorno y conectar de manera emocional con sus grupos de interés, creando valor y generando lazos a largo plazo.”

Conclusiones

Visualmente, la marca no destaca por ofrecer un diseño especialmente original o al menos, todo lo vanguardista que esperaríamos de un centro que representa el futuro y la innovación. Además, tipográficamente se han incluido diferentes remates (rectos y redondeados) que son totalmente innecesarios y que lo único que hacen es añadir desequilibrio a los caracteres. Pero a pesar de esto, es cierto que la marca se simplifica y se moderniza, sobre todo si consideramos su anterior imagen. Además, el nuevo nombre le favorece mucho, por ser mucho más recordable y reconocible, un aspecto clave si pretenden aumentar su presencia y proyección.  

Tipo: 
Tipografia: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te parece un buen proyecto de branding?