Comparte este artículo

Superunion rediseña la imagen del ron Santa Teresa 1796

Imagen de lfernandez
01/11/18
Comentarios:

Santa Teresa es una marca de ron con una tradición que se remonta a 220 años atrás. En los valles de Aragua, en Venezuela, la Hacienda Santa Teresa produce esta bebida espirituosa desde 1796 y también desde allí se exporta a todo el mundo. Además, Santa Teresa es una Fundación vinculada a tres importantes proyectos sociales: Alcatraz, Casas Blancas y Rugby Santa Teresa. Este último, un programa de reinserción social para jóvenes delictivos, sirve de inspiración en el proyecto de la nueva identidad de este ron, que ha sido desarrollada por Superunion

Inpiración

El rugby enseña "los valores de respeto, disciplina, espíritu deportivo y trabajo en equipo". Al mismo tiempo, es un deporte muy potente visualmente y con un fuerte componente de superación. La nueva identidad de Ron Santa Teresa se centra en él "como pilar fundamental en el presente y futuro de la marca".

Antes

Después 

Desde Superunion explican que "el concepto creativo está inspirado en los uniformes de equipo de este deporte. Las líneas horizontales, elemento tan característico, conforman el key visual global de la marca. Un recurso gráfico que se aplica de forma coherente en sus dos principales productos: Santa Teresa Gran Reserva y Santa Teresa 1796".

Otra fuente de inspiración en este proyecto ha sido la arquitectura colonial propia de Venezuela. De carácter rústico y "con contrastes de diferentes materiales y colores" vive en un entorno de paisajes verdes con la vegetación exhuberante del Valle de Aragua. Ambos conceptos, el rugby y el paisaje, inspiran el sofisticado universo visual creado para Santa Teresa

Desarrollo

Las líneas horizontales de los uniformes es un recurso sencillo pero elegante. Esa elegancia se eleva gracias a la paleta de color elegida. Una paleta que "refleja los valores de la personalidad de la marca, con un carácter premium y una elaboración artesanal del producto". 

Para la submarca Santa Teresa Gran Reserva se ha optado por el binomio de color negro y blanco roto. Una apuesta tan discreta como efectiva a la que se añade el rojo para lograr el contraste del logotipo. Y, en el caso de la submarca Santa Teresa 1796 se juega con dos tonos de azul noche que igualmente resultan equilibrados y sobrios. En este caso, el logotipo se aplica en un cobre metalizado. 

El universo visual de la marca se complementa con una tipografía serifa en caja alta que aporta seniority y distinción. También con elementos ilustrativos de plantas y construcciones coloniales y, por último, con fotografías del proceso de fabricación del ron. Todos estos elementos forman un conjunto perfecto. Ninguno de ellos destaca y cada uno aporta un toque de distinción. 

Aplicaciones y conclusión

Este proyecto incluye el desarrollo y la aplicación de la marca en las etiquetas de las botellas, en diferentes materiales de punto de venta y en una línea de merchandisign que es tan sofisticado, que no parece ser merchandisign –lo que es un auténtico logro–. 

Dado que el rugby es el territorio de la marca, "está presente a través de diferentes elementos que funcionan como atrezzo". De esta manera es un hilo conductor silencioso que aporta un estilo sencillo y sobrio, pero distintivo y siempre elegante. 

Es complicado trabajar con marcas que tienen una larga historia detrás y que son conocidas por todos. Sin embargo, el trabajo de Superunion es excelente en este caso. Utiliza la historia de la marca y su aportación social a través del rugby para crear un mundo propio sin grandes estridencias y sin obviedades, pero con un equilibrio y discreción que consiguen llamar la atención. 

 

Tipo: 
Agencia: 
País: 
Tags: 
Síguenos

Opina.

¿Te parece un buen rebranding para Santa Teresa?