Con la colaboración de

Comparte este artículo

Pentagram desarrolla la identidad de una curiosa panadería solidaria

Antes de cerrar el año, queríamos mostrar el trabajo que ha desarrollado Pentagram (http://www.pentagram.com) para Hot Bread Kitchen (http://hotbreadkitchen.org) por el doble motivo del lanzamiento de la marca y lo interesante que resulta la propia empresa.

Hot Bread Kitchen es una panadería con una relevante función social contra la desigualdad racial en Nueva York. Su modelo de negocio radica en dar trabajo a inmigrantes con alto riesgo de exclusión social, a la vez les dan clases para aprender inglés.

La finalidad de esta panadería fundada por Jessamyn Rodríguez, es formar a estas personas y mejorar su autoestima a través de un trabajo que les permite ser activos e integrarse en el sistema.

Lo que me ha llamado la atención es que una vez formados, los empleados de Hot Bread Kitchen (HBK) adquieren las herramientas y la ayuda suficientes para crear su propio negocio o pasar a una bolsa de trabajo muy cotizada entre los restaurantes de "La Gran Manzana".

La especialización que reciben es muy ingeniosa ya que hacen panes multi-étnicos, recuperando productos artesanales y regionales de los países de origen de los inmigrantes.Todos a la venta en su panadería del barrio de Harlem y en su web.

Todos estos ingredientes convierten a HBK en uno de esos clientes con los que suele presumir la gente de Pentagram, sobre todo Abbott Miller, responsable creativo del proyecto.

Uno de los retos de diseño fue crear una identidad visual distintiva para la panadería en sí y que se  adaptase a una variedad de diferentes formatos e idiomas, siempre desde un plano artesanal. Por eso optaron por una paleta de tonalidades como el berenjena, el azul, el dorado y el verde, que ensalzan esa sensación de producto manufacturado.

Esto luce sobre todo en el diseño de packaging, donde vemos que predominan colores pastel y una sensacional trama de 28 ingredientes y herramientas relacionados con la elaboración del pan: trigo, agua, centeno, huevos, mantequilla, cucharas y batidores...

Según cuentan desde Pentagram, la marca busca ser una especie de sello gracias a esa pastilla redondeada que permite componer el texto del tipo de pan en su idioma de origen. Además usa la tipografía "Wilma" con una batiente, algo muy americano.

La verdad es que en marcas como esta ya no sé qué me gusta más... si la finalidad de una organización con una idea ejemplar, o la marca que lo representa y aúna todo.

 

Tipo: 
Síguenos