Comparte este artículo

Nueva imagen para la marca de agua con gas Perrier

Imagen de lfernandez
13/09/18
Comentarios:

Dragon Rouge ha rediseñado la identidad de un icono de la excentricidad francesa: Perrier, la marca de agua embotellada con gas. Un clásico que nació en 1863 y que reconocemos por su color verde y por su estilo Art Nouveau. El briefing del proyecto se centró en unificar la expresión de marca en Europa, Asia y América y en "conectar Perrier con la siguiente generación de fans". 

Elegancia y pureza

Sin duda lo más peculiar de este agua es la tipografía del logotipo que Dragon Rouge ha retocado para expresar "elegancia y pureza". El ejercicio ha consistido en limpiar el fondo, eliminar las sombras y simplificar su curva, lo que mejora la legibilidad por una parte y, por otra, consigue modernizar a nivel visual el universo Perrier. La inicial P se usa como icono en diferentes aplicaciones porque "captura el espíritu artístico, trendy y aspiracional" de la marca.  Por último, el verde manzana se mantiene para seguir representando la "originalidad" de sus burbujas y "su efecto poderoso".

Antes

Después 

Burbujas que explotan

La fusión de aire y agua es una combinación fuerte. No todos los paladares lo aceptan, pero para Dragon Rouge este es el punto fuerte de la marca porque las burbujas "aportan emoción y vida" al producto. Y, justo este, es el argumento visual del rediseño que dibuja burbujas que explotan en las etiquetas. 

El carácter ilustrativo de estas burbujas se lleva a toda la gama de productos, lo que incluye aguas de sabores que ahora tienen un diseño cercano al de un refresco azucarado. El objetivo es que estas bebidas de sabores (que son agua al fin y al cabo), se puedan disfrutar "en un cocktail, en familia, on-the-go y socializando con amigos en casa o en la ciudad". Pero, de alguna manera, el tipo de ilustración elegida rebaja la calidad del producto y lo trivializa.

Antes

Después

Premium sin premiuness

El nuevo estilo se aplicará en eventos, supermercados, cafés y en cualquier punto en el que la marca tenga presencia más allá del packaging, eje central del trabajo. Pero, si el diseño de sus etiquetas cambia, no lo hace el diseño de su mítica botella verde que se mantiene intacto desde 1903.  El fundador de Perrier, el inglés Sir John Harmworth, se inspiró en las curvas que describían en el aire los malabaristas indios para dibujar el perfil de esta botella que es única en el mercado.

Perrier es un producto de lujo y no solo por ser un agua embotellada con gas, sino porque el agua potable es un producto de lujo (según UNICEF unos 768 millones de personas no tienen acceso a ella). Por este motivo, de este proyecto se esperaba un rediseño potente, elegante y con el carácter propio de los productos de alta gama. Sin embargo, el rediseño de Dragon Rouge es continuista y tal vez se queda corto a la hora de expresar premiuness. 

Tipo: 
Tipografia: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te parece un buen trabajo de rebranding para Perrier?