Comparte este artículo

Nueva imagen para la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción)

23/01/18
Comentarios:

Durante los 80 y 90 el logo de la FAD (originalmente Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) estuvo muy presente en los medios de comunicación, firmando todos esos anuncios que nos advertían de los riesgos de consumir droga, como aquel mítico spot en el que al consumidor le entraba por la nariz un gusano. Ahora, tras más de tres décadas utilizando una mano blanca con una prohibitiva barra roja, esta institución sin ánimo de lucro evoluciona y cambia su imagen. El enfoque estratégico, tono y estilo de la marca y la nueva identidad corporativa de la FAD han sido desarrollados de manera desinteresada por la consultora SUMMA

El cambio es fruto de la evolución de la misión de la FAD, que ha pasado de prevenir exclusivamente el consumo de drogas, a trabajar para potenciar las capacidades y actitudes que permitan a las personas ser menos vulnerables hacia conductas de riesgo que puedan generar dependencias en general, poniendo especial atención en la protección de los más jóvenes.
Con una nueva misión, la FAD requería una actualización de la marca, tanto a nivel estratégico, como en su identidad corporativa, tono y estilo en comunicación.

Antes

Después

Según la nota de prensa emitida por SUMMA, se ha creado “una nueva identidad para la FAD que deja atrás todos los elementos gráficos de color y de tono que transmitían una prohibición, y se ha apostado por un mundo visual y verbal más optimista y vivo; reinterpretando elementos ya presentes para crear una nueva identidad más potente y directa”. 

Junto al nuevo logotipo, el proyecto ha incluido todo un mundo visual y verbal definiendo un estilo fotográfico, estilo pictográfico, sistema visual y verbal “con la intención de ayudar a la FAD en su nueva misión y ser coherente con su nuevo posicionamiento”, afirman desde SUMMA.

Conclusiones

FAD pretende ir más allá de una simples siglas y convertirse en una marca. En minúsculas, sin la mano abierta y con una gama de color de azules intensos, la marca se aleja sin duda de la imagen dramática y de prohibición con la que venía asociándose y se vuelve un poco más optimista. Aunque echemos de menos algo más de carácter en el logo, SUMMA ha regalado a FAD un trabajo de estrategia y rediseño que siempre es beneficioso para una marca, especialmente para una ONG, que no se mueve en los mismos términos de inversión que una corporación. Ahora, más enfocada en sus objetivos estratégicos y disponiendo de herramientas visuales  como sus pictogramas, gamas de color o estilo fotográfico, la marca va a poder expresarse con un poco más de coherencia en todos sus puntos de contacto. 

Tipo: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta el rediseño de FAD?