Con la colaboración de

Comparte este artículo

La marca de productos infantiles Baby Einstein rediseña su identidad

Imagen de ptarrago
13/07/16
Comentarios:

Baby Einstein… ¿Te suena?

Si la respuesta es afirmativa es una clara señal que has sido mamá/papá en los últimos años y seguro que has plantado a tu peque delante del tablet o móvil para que vea alguno de los muchos vídeos que corren por YouTube de esta (Wikipedia dixit) droga para bebés…

baby_einstein_logo.png

Baby Einstein nace de la inquietud de Julie Aigner-Clark, una madre americana que decide crear vídeos infantiles en casa. Gracias a una inversión inicial de 18.000$ consigue mover el primer VHS de la serie por Estados Unidos. Esta inquietud acaba convirtiéndose en el clásico American Dream que tanto gusta en Hollywood, con la buena de Julie Aigner-Clark vendiendo la marca a The Walt Disney Company (por una cifra nunca revelada) y viendo como sus vídeos son vistos por millones de personas por todo el planeta.

Finalmente Baby Einstein es adquirida en 2013 por KidsII, empresa estadounidense dedicada a la venta de productos para niños, desde juguetes a mobiliario infantil.

baby_einstein_logo_antes.jpg

Antes

logo-baby-einstein_despues.jpg

Después

Como no, el logotipo inicial de Baby Einstein tenía el mismo aspecto que sus vídeos, casero y tirando a antiguo, pero donde los vídeos funcionaban, el logotipo pecaba de muchos defectos: desde un marco con efectos de photoshop, pasando por una tipografía infantil e irregular para acabar en la ilustración de un pobre pequeño Einstein con un pelo demasiado en punta. La estética de logo-dibujado-por-mi-hijo podría entenderse en los vídeos iniciales de Baby Eintein, pero no para una franquicia que ha acabado creando vídeos y productos para niños con facturaciones millonarias.

baby_einstein_packaging_nuevo_01.jpg

KidsII ha fichado a Joe Duffy (de la agencia de branding Duffy) como director creativo para desarrollar el nuevo logo así como la nueva imagen de la línea de productos Baby Einstein.

El resultado es un cambio que era necesario y que libera a la marca de su estética casera pero sin perder el estilo infantil que necesita Baby Einstein. Ha sacado el logotipo de ese marco irregular consiguiendo que la marca respire y crezca. Pese a que ha mantenido los colores en la tipografía (con mucho más cuidado a la hora de escogerlos) el logo se moderniza y se simplifica. La ilustración del pequeño Einstein gana en sencillez, con un trazo regular e uniforme que acaba mostrándonos un dibujo que, de tan sencillo que es, nos recuerda a otros muchos que hemos visto en nuestra infancia, lo que consigue familiarizarnos inmediatamente con la marca. Respecto a la tipo –y sabiendo que las gestuales no gustan a todos por igual- ha conseguido el mismo efecto que con la ilustración, simplifica la marca, gana en legibilidad y pierde ese punto infantiloide, vamos que nuestro querido Einstein ha ganado unos años por el camino…

Finalmente cierran el rediseño con un acertado tagline “great minds start little” que sin duda apoya la marca hacia una de sus características iniciales: hacer que los peques crezcan aprendiendo.

baby_einstein_packaging_nuevo_03.jpg

Junto al rediseño del logo, desde Duffy han rediseñado el packaging de la gama de productos Baby Einstein. Pese a mantener un visual colorido y con muchos mensajes, el rediseño está sin duda muy bien trabajado, más simple y más claro. Tiene el punto de color que todos los niños buscan pero se moderniza para atraer a unos padres cada vez más selectivos a la hora de comprar los productos para sus hijos. En los packs sí hay un guiño a los videos con una franja vertical donde se mezclan colores, formas, números y animales al igual que lo hacen los famosos vídeos creados por Julie Aigner-Clark. 

baby_einstein_packaging_nuevo_02.jpg

Pero pese a tener un buen diseño de packaging, la marca no queda reflejada en el juguete; los productos no tienen el hilo conductor que nos quieren vender con los videos (aprender creciendo). Incluso el estilo de juego es el mismo que la gran mayoría de juguetes para niños del mercado: pensados para sobreexcitar a los niños con colores, números, dibujos, animales, letras, sonidos… De esta forma toda la fuerza de marca que tenía Baby Einstein queda diluida al encontrarnos un juguete sin aparente diferencia con lo que ofrecen muchas otras marcas, perdiendo la oportunidad de crear una marca con identidad propia y que consiga que los padres se fidelicen con ella. Incluso la gran mayoría de juguetes no tienen el logotipo impreso!

Conclusiones


Baby Einstein ha hecho bien los deberes y ha creado una nueva imagen más limpia y moderna, algo que tras 20 años, era necesario y casi obligatorio. El logotipo es más reconocible y memorable, pero sobretodo con un toque de diseño tan familiar que va a ser rápidamente asimilado por los usuarios de la marca. Duffy ha trabajado bien tanto el cambio de logo como el rediseño del packaging, donde es difícil encontrar el punto medio de pack para niños y para padres.

One more thing


Si Duffy ha hecho bien los deberes con el rediseño de Baby Einstein, no podemos decir lo mismo del trabajo para Bright Starts (de la misma KidsII). Han cambiado tanto logo como packaging, pero donde la marca nos promete luz (Bright Starts) el visual es todo lo contrario, un color corporativo de un naranja tirando a sucio y unos packs que me recuerdan a los juguetes retro que mi madre me compró cuando era pequeño.

bright_stars_antes.jpg

Antes

bright_stars_despues.jpg

Después

El logo necesitaba de un lavado de imagen, visualmente no tenía un discurso muy infantil y estaba más cercano a un producto de gran consumo que de juguetes infantiles. Es por esto que el logo cambia radicalmente hacia una tipo entre rounded y ligeramente gestual (o eso o los acabados están mal hechos) de color naranja. Donde antes teníamos el sol que daba sentido al “Bright” ahora tenemos 5 círculos de color que poco aportan a la marca. El packaging se ha mejorado a nivel de mensajes, más directo y sencillo, pero de nuevo el uso del color es poco atractivo, casi triste. Por no decir que las fotografías tienen un estilo algo caduco, muy visto…

Si analizamos los dos productos conjuntamente vemos que distan poco entre sí, al final tienen una estructura de diseño muy parecida y tan solo se diferencia en el logotipo y el tratamiento de los colores. Echamos de menos un guiño para distinguir ambos productos, ya sea en el estilo de juguete como en el estilo gráfico. 

bright_starts_packaging_01.jpg

bright_starts_packaging_04.jpg

bright_starts_packaging_03.jpg

Visto en Brand New

Tipo: 
Sector: 
Color: 
Tags: 
Síguenos