Los Wizards y las identidades corporativas en la NBA

07/06/11
Comentarios:

Hola niños, hoy veremos las diferencias entre la NBA y la Liga de Fútbol Española:

Primera diferencia: En la NBA está permitido tocar el balón con las manos. Cosa que en la Liga de Fútbol solo se consiente a los porteros.

Segunda diferencia: En la NBA todos los equipos utilizan el nombre de la ciudad/estado más un apodo, New York Knicks, Minnesota Timberwolves, o Golden State Warriors. Mientras que los equipos españoles solo usan el nombre de la ciudad.

Tercera diferencia: Los equipos de la NBA son propiedad de un empresario, o grupo de empresarios que pueden trasladar su franquicia (jugadores, apodo, colores) a otra ciudad en busca de un mayor mercado. Dejando a “su” afición compuesta y sin novio.

¿Qué problema pueden traer estás mudanzas aparte de dejar pabellones vacíos? Pues casos como el de los Memphis Grizzlies (osos) un equipo fundado en Vancouver (Canadá) que se traslado a la capital de Tennessee en 2001. Una ciudad que no tienen osos ni en el anuncio de Mimosín. ¿Os imagináis un caso de estos en la liga española? Sería como si el Athletic de Bilbao tuviera un apodo, por ejemplo Los Aizcolaris de Bilbao y su propietario decidiera trasladar el equipo a otra ciudad. ¿Los Aizcolaris de Málaga?

Ahora que ya tenemos claro cómo funciona la Liga Norteamericana de Baloncesto, vamos al turrón, el rediseño de los Washington Wizards.

Baltimore, 1963. Los Chicago Zephyrs llegan a la ciudad y cambian su apodo por el de Bullets (balas) Diez años después emigran a Landover, convirtiéndose en los Capital Bullets. Su estancia ahí dura solo un año, a partir de 1974 se trasladan a la capital. Llegan los tiempos dorados de los Washington Bullets. Allí ganan su único anillo de campeones (1978)

Diecinueve años más tarde deciden buscar un apodo menos bélico, organizan un concurso público para cambiar la identidad de la franquicia, gana el nombre de Wizards. Nacen los Magos de Washington.

Su nombre cambia, su imagen también. Del rojo, blanco y azul marino. Pasamos a un azul más claro, negro y marrón. En su ilustrativo imagotipo aparece un Merlín con aspecto bonachón. Mientras una luna menguante ejerce de máscara de recorte sobre un balón.
Para el decimosegundo aniversario en la capital, el marrón deja paso al dorado, un toque mágico a la imagen, que no se vería reflejado en su juego.
También en 2007 aparece uno de los alternate logos más extraños de la liga, un “dc” (iniciales de Distrio de Columbia) de trazo gestual, que contrasta mucho con la tipografía Serif utilizada en la marca principal.

Hasta aquí todo correcto. La evolución “lógica” llevó a la selección de colores que nos evocan a la magia (azul, dorado) a imágenes relacionadas con el apodo (mago, luna) y a una variedad tipográfica falta de coherencia.
Pero la temporada 2011-2012 una vez más, los Wizards estrenaran imagen. Con intención de remarcar su estatus de equipo capitalino. Los colores corporativos de la franquicia vuelven a ser los de la bandera de Estados Unidos.

El logotipo principal se estrecha levemente, y pasa de tres a dos tintas.
En las versiones alternativas aparecen monumentos icónicos de la ciudad, como el Washington Monument, silueta que se repite en las ascendentes de la “h” y la “d”.

La tipografía se unifica, y aparece en caja baja en los uniformes.

Aprovechando este cambio, las iníciales “DC”, homenajean a las dos “L” con manos de los Washington Bullets.

A su vez, este rediseño unifica a los equipos de la ciudad, los Washington Capitals (Hockey hielo) y las Washington Mystics (baloncesto femenino)

El cambio en su imagen nos evoca a una clara identidad nacional, más norteamericana, menos esotérica. Quizá sea hora de cambiar también de apodo.

Opina

[poll id="136"]

Tipo: