Comparte este artículo

Logroño tiene nueva marca ciudad

08/02/17
Comentarios:

El Ayuntamiento de Logroño ha hecho pública su nueva marca ciudad. 
La capital riojana tiene una población de 150.000 habitantes y una extensión de unos 80 km2, que la sitúa en un lugar intermedio, según población y extensión, en la lista de capitales de provincia. Y de acuerdo a sus niveles de renta, servicios públicos, seguridad o medio ambiente, como una de las mejores. 

Tal y como cuentan desde el Ayuntamiento, la nueva marca surge para dar identidad verbal y gráfica a la evolución que está experimentando la administración local en estos años, que ha pasado de la gestión al impulso en sus modos. 
Ahora la preocupación es posicionar a Logroño como una ciudad adaptada a los tiempos, cada vez más competitiva y avanzada en lo económico y social. 

“La imagen diseñada para Logroño cumple con las dos finalidades que se busca en una marca: identificación y diferenciación de una ciudad; garantizando a través de estos atributos la fuerza competitiva que permitirá a Logroño posicionarse en la mente de los distintos públicos objetivos”, reza la nota de prensa del Ayuntamiento.

Moruba, probablemente el estudio local más conocido dentro y fuera de la ciudad, ha sido el encargado de dar forma a la nueva marca, compuesta por un imagotipo y un logotipo. 
El imagotipo es una cara sonriente dibujada con las dos primeras letras del nombre y una línea curva. El logotipo es la frase “Hola, soy Logroño” escrita en Futura y acompañando al imago por la derecha.  
Debajo de ambos se sitúa el logotipo actual del Ayuntamiento, en Frutiger, con el escudo. 
 

La comunicación se completa con un texto que sale de la cara del imago (la marca habla gráficamente al ciudadano, lo interpela mediante estos bocadillos), un texto que nos cuenta en tono poético qué es Logroño, una ciudad viva gracias a quienes la habitan, en resumen. 

En cuanto al color, la marca gráfica es flexible. Los diseñadores proponen una gama de combinaciones, donde el imago tiene un degradado entre dos colores, uno de ellos, el predominante, también se aplica a los logos y escudo de la ciudad. 

 

Conclusiones


El diseño de Moruba como transmisor o traductor de una estrategia de actualización o evolución del mensaje de marca institucional es efectivo, aporta frescura y cercanía. El uso de los mensajes, da mucho juego y favorece la adaptación de la marca a prácticamente cualquier planteamiento de comunicación, aplicación o soporte. 

Pero creo que, aunque el conjunto es formalmente agradable, la solución en esa dimensión estética es excesivamente simple, y esto no supondría un demérito, sino fuera porque esta simplicidad coloca a la marca en el concurrido y cansino grupo de las marcas-cara, junto a algunas como la marca turística de mi región, Murcia, representada por otra carita sonriente. 

Además, aun sabiendo que, según las convenciones del gremio, hay diferencias entre una marca institucional y una turística, entiendo que aquí la convivencia de las dos supone una redundancia innecesaria. No sé si la presentación actual con los 3 elementos juntos (imago, logotipo y marca institucional) permanecerá siempre así, o es solo una composición temporal para asegurarse una asociación de la campaña al ayuntamiento, en cualquier caso sobra el logotipo o hace falta reubicar la marca institucional, dado que las referencias están muy claras, sin necesidad de repetir tantas veces Logroño.

Tipo: 
Sector: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te gusta la nueva marca cuidad de Logroño?