Comparte este artículo

La Rioja estrena nueva marca para la promoción turística

Imagen de lfernandez
20/11/18
Comentarios:

Es la "cuna del español" y "un lugar privilegiado para disfrutar de la gastronomía, de las tradiciones y del vino". Es también un lugar con "una esencia y unas raíces propias" que los definen como territorio. Así es como Leonor González Menorca, Consejera de Desarrollo Económico, definió a La Rioja en la presentación de la nueva campaña y de su nueva identidad turística. Una identidad desarrollada por la agencia madrileña September.

La Rioja Auténtica

Cada territorio tiene sus peculiaridades. Lo que define un lugar siempre es especial, porque todos los lugares lo son. La Rioja es una zona de la que tal vez lo que más conocemos es su vino. De este concepto se apropió su anterior identidad turística que ha tenido una permanencia de más de doce años y que se centraba en el vino y la vid como una de las mayores riquezas culturales de la zona. Sin duda, olvidaba tantas otras características de La Rioja y por ello, era incapaz de expresar "La Rioja Auténtica" un nuevo concepto en el que se basa su nueva promoción turística y que alude a la "esencia de la región". Junto con esta campaña, se ha presentado el nuevo logotipo de La Rioja y ambos elementos, la campaña y la identidad de La Rioja, convivirán en todos los soportes de promoción. 

Antes

Después

Identidad vacía

Buscando una actualización de la marca turística actual, se planteó un nuevo logotipo para La Rioja. Un logotipo tipográfico de formas rotundas y caracteres de caja alta. Es complicado descifrar cómo representa a La Rioja o qué relación tiene con este territorio. Es sencillo, pero ¿qué expresa? y ¿cómo representa a un lugar con tanta historia como La Rioja? 

Si para la Consejera esta nueva marca es "reconocible, diferenciadora, flexible, directa y moderna", para Álvaro Villarjubín, Founder & CEO de September, era necesario "crear una imagen con un nivel de recuerdo alto, que pueda convivir en diferentes circunstancias, colores y formatos". Villarjubín también explica que aunque "parece un logotipo sencillo, detrás hay un proceso de trabajo extenso, en primer lugar para entender el entorno y el territorio" y que esta apuesta "mejora la legibilidad respecto al logotipo anterior". 

Sea como sea, esta identidad está vacía. No tiene un concepto sólido que la respalde y resulta pobre en su fondo y en su forma. Del mismo modo, la campaña es poco elegante y gráficamente anticuada, además de que La Rioja es una zona de paisajes arrebatadores y sin embargo, las imágenes de la campaña son clichés. 

Datos y conclusión

El coste de los dos proyectos ha sido de 238.000 euros y Eduardo Rodríguez Oses, Director General de Turismo, explicó en la rueda de prensa de presentación que esta campaña turística tendrá difusión –en varios idiomas– en prensa, televisión, radio y redes sociales. 

Este trabajo es sin duda una oportunidad perdida para expresar el enorme potencial de La Rioja. No solo su historia y sus tradiciones, también lo privilegiado de su situación y lo peculiar de su cultura y gastronomía. Lamentablemente son muchos los casos de regiones que toman la iniciativa para desarrollar su identidad turística y no alcanzan el objetivo de mostrar lo peculiar de su cultura. Tal vez por no esforzarse en el desarrollo de una estrategia de marca previa que aporte conceptos sólidos en la identidad gráfica o tal vez, por no tener un nivel de exigencia alto. 

 

 

Tipo: 
Sector: 
Color: 
Agencia: 
País: 
Síguenos

Opina.

¿Te parece un buen rebranding para La Rioja?