Firefox rediseña su logo y su universo gráfico

Redactado por:
Modesto García
Fecha: 08/07/13
Comentarios:
Me gusta: 0
Favoritos: 0

La semana pasada, el famoso navegador Firefox actualizó su logo, y aunque el cambio es bastante sutil al ojo humano, lo he considerado una estupenda oportunidad para hablar de esta marca y de distintos aspectos relacionados con su identidad visual.

logo_firefox2013

Por ponernos en contexto, Firefox nació a finales de 2002 gracias a la Fundación Mozilla, sin ánimo de lucro. Fue pasando por diversos nombres (Phoenix, Firebird) hasta tomar la denominación actual. Cabe destacar que se trata de un proyecto “Open Source” (Código Abierto), lo que supone que cualquier desarrollador puede modificar el código para mejorarlo.

comparacion_firefox

Como decíamos al comenzar, Firefox ha presentado esta semana un logotipo renovado, diseñado principalmente para que pueda mantener un aspecto nítido y limpio en resoluciones bajas, y es que Firefox ya no es sólo un navegador para PC, pues desde hace un tiempo está disponible para dispositivos móviles y próximamente será lanzado un sistema operativo bajo el nombre de FirefoxOS.

Este logotipo no se actualizaba desde 2009, aunque su evolución ha sido muy continuista en términos generales.

Captura de pantalla 2013-07-07 a la(s) 18.48.49

Este rediseño ha sido llevado a cabo por el diseñador Sean Martell, que forma parte del equipo creativo interno de Mozilla. En su blog, podemos ver una extensa explicación sobre este proyecto de rediseño (ver aquí).

Básicamente, los cambios a los que Martell hace referencia en su blog se reducen a simplificar el nivel de detalle de aspectos como el vello del zorro, eliminar efectos de brillo, suavizar degradados, aclarar algunos tonos de naranja, oscurecer tonos de azul… En definitiva, un ejercicio de limpieza que se agradece en todo logo que pretenda funcionar como icono de tamaño reducido.

Según el propio diseñador, “simplificar un estilo no siempre significa reducirlo a formas geométricas básicas y colores sólidos. En realidad puedes simplificar generando un mejor equilibrio de color, contraste, forma y detalle. Es por eso que hemos eliminado una gran cantidad de detalle pero por otro lado hemos añadido mayor detalle en lo que creemos que es conveniente para las nuevas pantallas de alta resolución”.

 

La aportación de Wolff Olins

Pero sin duda lo mejor de esta nueva etapa de Firefox es la magnífica aportación de Wolff Olins (www.wolffolins.com). Mozilla contó con esta consultora internacional para desarrollar un nuevo lenguaje visual que enriqueciera su universo gráfico de cara a la promoción de su nuevo sistema operativo Firefox OS.

Esta aportación consistió en crear una serie de ilustraciones que literalmente liberaban al zorro en llamas de sus esfera, convirtiéndolo en un símbolo heroico que recorre cada gráfica de la marca.

firefox_os_pose_the_charge

firefox_os_pose_the_charge_2

firefox_os_pose_the_leap

firefox_os_pose_the_bolt

Las ilustraciones han sido creadas por Martijn Rijyen (http://www.martijnrijven.com/). Este ilustrador produjo un total de nueve zorros. En sus distintas posiciones, los zorros presentan los productos de Firefox, envolviéndolos con elegancia

pie_logo_antiguo11672043-slide-ffx-13-billboard-1-copy

1672043-slide-ffx-14-billboard-2-copy

1672043-slide-ffx-16-fox-phone-copy

1672043-slide-ffx-16-fox-type2-copy

1672043-slide-ffx-21-mwc-2-copy

firefox_os_with_type_01pie_antiguo2

El rediseño del logotipo es sutil pero supongo que cumple los objetivos que se plantearon para mejorar su funcionalidad. La supresión de los brillos sigue las tendencias anti-efectistas que caracteriza el diseño digital de esta última época, aunque Firefox se niega rotundamente a optar por el diseño plano y mantiene la complejidad de su logotipo, una característica que le ha acompañado durante toda su vida con muy buenos resultados.

Con respecto al nuevo universo visual, Firefox ha sabido distinguirse de la sobriedad monótona de la competencia creando un lenguaje tremendamente visual, sin resultar cargante en ningún momento. El trabajo de Wolff Olins es, de nuevo, ejemplar.

Tipo: 
País: