Con la colaboración de

Comparte este artículo

En 'Mucho' han probado el monitor BenQ PD2500Q y estas son sus impresiones

Imagen de tsole
15/01/19
Comentarios:

En Mucho, hemos podido trabajar con el monitor BenQ pd2500q, una pantalla de alta resolución QHD 2K (2560 × 1440), y hemos sacado una serie de conclusiones de aquellas cosas que nos parecen muy ventajosas así como aquellas otras que nos parecen mejorables.

Lo mejor de esta pantalla es el acabado mate. ¡Qué gusto volver al mate! Se acabaron los molestos reflejos. También los colores son muy precisos y vienen calibrados de fábrica para cumplir con los estándares correspondientes. 

También nos parece muy positivo su definición y su tamaño. Es enorme y la resolución es extraordinaria, lo cual es muy cómodo para trabajar.

Por otro lado, que sea regulable en su altura es estupendo ya que la pantalla se puede ajustar a tus medidas y eso se agradece (los que somos altos ya no tenemos que ponernos libros debajo de la pantalla). También el poder girar la pantalla es interesante, aunque, por poner un pero, creo que la fijación podría ser algo más rígida.

Y algo muy de agradecer es el precio, que es más que razonable para lo que nos ofrece.

Por otro lado, personalmente no termina de convencernos el Hotkey Puck (el botón que te permite cambiar rápidamente entre los tres modos programados) aunque creemos que va por gustos. Yo prefiero tener el escritorio con menos elementos y tener esto como opción en un menú, pero entendemos que puede ser útil si trabajas con diferentes modos de pantalla cada día.

Los modos programados, especiales para diseñadores, son: Modo CAD/CAM con contraste superior para líneas y formas en ilustraciones técnicas; Modo Darkroom, que ajusta el brillo y el contraste para trabajar en entornos de posprocesamiento oscurecidos; y Modo Animación, que aumenta el brillo de las zonas oscuras sin exponer excesivamente las partes luminosas. 

Por último, hemos detectado algunos aspectos que creemos que se podrían mejorar. Uno de ellos es su estética. Acostumbrados a trabajar con Apple, creemos que el diseño podría ser mejor. Con menos plástico y más atractivo. 

También creemos que la vinculación con el sistema Apple es mejorable, ya que no se vincula automáticamente el sonido ni el giro de pantalla, cosa que sí ocurre con PC. Seguramente esto se pueda mejorar con futuras actualizaciones del software.

Y por último, sería muy conveniente que el monitor incluyese una cámara. Sé que muchas pantallas profesionales no la incluyen, pero para nosotros que trabajamos internacionalmente, hacer videollamadas es algo que utilizamos a diario y que hemos echado en falta. 

 

Síguenos