Con la colaboración de

Comparte este artículo

El museo de Arquitectura y Diseño de Eslovenia presenta su nueva imagen

Imagen de rfaura
20/12/12
Comentarios:

Después de ver ayer el trabajo de Thonik para la Escuela de Arte de Utrecht, ya no me parece tan interesante esta que presentamos hoy. No me parece ni tan dinámica ni tan potente. Aunque tiene lo suyo.
El museo de Arquitectura y Diseño de Eslovenia (MAO) rediseñó su identidad corporativa de la mano de Ilovarstritar (www.ilovarstritar.com) un estudio del pais que ha realizado un trabajo certero y a la altura de un museo, y más siendo este de Arquitectura y Diseño.
El Museo alberga dististintas disciplinas, todas ellas relacionadas con el diseño: urbanismo, fotografía, diseño industrial o diseño gráfico. Funciona además como un centro de Arquitectura y Diseño, permitiendo el intercambio de ideas y conocimientos sobre estas áreas. Un espacio para el diálogo.

Según el estudio responsable de este proyecto, el propósito de la identidad visual fue interpretar la forma visual del museo como un marco que por el que confluyen diferentes puntos de vista, dando cabida a todos los ámbitos que aborden el tema del diseño y la arquitectura.

La identidad, en sintonía con el concepto y de acuerdo a la heterogeneidad del espacio, es dinámica en su forma. El logotipo que se compone de una M construida con ocho cuadrados, una A de forma rectangular y una O representada por un círculo, sin blanco interior, puede funcionar tanto en vertical como horizontal.

La denominación principal está escrita en palo seco con un interlineado generoso (demasiado para mi gusto) y en las aplicaciones se utiliza una tipografía secundaria con serif rectangular, apostando por una combinación un tanto arriesgada —en algunas aplicaciones cuesta encontrar la armonia, aunque en general funciona—.
El logo cambia de color o textura en cada una de las aplicaciones, y dentro de estas en casi cada ejemplar, haciendo que siempre descubramos una “nueva” versión de la marca. Se plantea igualmente que el fondo sobre el que va la marca pueda cambiar —hasta incluso perderse—, aumentando el carácter dinámico del conjunto.

Como decía al principio, el trabajo no es tan rico como el de la Escuela de Arte de Utrech pero si presenta rasgos formales y de fondo que lo convierten en una identidad muy digna.
Creo que aguantará regular el paso del tiempo, pero mientras tanto puede desempeñar su labor distintiva y memorable más que adecuadamente.

 

Tipo: 
Síguenos