Comparte este artículo

Así es como algunos logos cambian su diseño según el tamaño al que se aplican

28/11/17
Comentarios:

A la hora de crear logos, los diseñadores debemos asegurarnos de que pautamos todas las versiones necesarias para asegurar su correcta implementación en distintos escenarios. Por eso los manuales de identidad suelen recoger las versiones en negativo (para fondos oscuros), en vertical (para espacios estrechos), en monocromático (para impresiones a una sola tinta)... Pero también, en algunas ocasiones, se pautan versiones del logo para distintos tamaños de aplicación.

Un ejemplo muy claro lo encontramo en el rediseño de M-Tel, la principal operadora de móviles de Bulgaria. Un proyecto realizado por Saffron en 2012: 

Las líneas concéntricas de este logo se empastarían si lo empequeñeciéramos demasiado. Por eso se crearon otras versiones, con menos líneas, que asegurarían que casi a cualquier tamaño pudiéramos apreciar el juego de líneas concéntricas, que es la esencia del diseño. 

...............

Otro caso muy interesante es el de la agencia que edita los mapas de Gran Bretaña:  

El rediseño que presentaron hace unos años incluía un mapa dentro de las letras, pero, como si de un mapa digital se tratase, este mapa se volvía más simple a tamaño pequeños, mientras que a tamaños más grandes podíamos apreciar más detalles. También se creó una versión sólida para tamaños mínimos donde se hace imposible apreciar cualquier elemento cartográfico.  

...............

Otro caso, el más reciente, es el de Kickstarter. La plataforma de crowdfunding rediseñó su imagen la semana pasada y nos presentaba dos versiones de su avatar: 

El nuevo diseño de Kickstarter era demasiado grueso y en tamaños pequeños, la letra K se hacía inapreciable, por lo que fue necesario crear una letra más fina para estos casos. 

...............

Otro caso es el de Brand New, el protal americano sobre rediseños de marcas: 

En su último rediseño, presentaron este monograma con dos versiones, una para ser usado como avatar de redes sociales, y otra para ser usado como glifo dentro del texto. Para esta segunda versión, se hizo necesario modificar el diseño, reduciendo el detalle para optimizar la legibilidad, manteniendo la esencia. 

........

En definitiva, una consideración más a la hora de pautar las posibles versiones de nuestro logo. Cabe mencionar una interesante exploración ficticia que creó el diseñador británico Joe Harrison en la que imaginaba cómo los logos podían reaccionar de manera responsive en los entornos webs modernos. 

Síguenos